Llevamos a cabo todo el seguimiento, control y gestión de los activos financieros persiguiendo dos finalidades:

  • Minimizar la pérdida de valor de los activos durante el periodo que transcurra hasta la enajenación de los mismos
  • Mitigar los riesgos frente a terceros provocados por el deterioro de los inmuebles o las malas condiciones en las que han sido adjudicados.

Cada activo que integra la cartera en gestión, tiene una revisión individualizada para poder realizar un inventario adecuado a la tipología de los activos, su estado de conservación y el análisis de los posibles riesgos que entrañará cada uno de ellos. Una vez revisado, cada activo será clasificado según el tipo de mantenimiento que haya que realizar:

  • Mantenimiento Correctivo / Puesta en valor: La puesta en valor va encaminada a la mejora de las condiciones del inmueble para facilitar su venta.
  • Mantenimiento Adaptado: Se comprueba de forma periódica el estado de conservación del inmueble y así mitigar los riesgos frente a terceros e impedir que el inmueble se deteriore o pierda valor.
  • Mantenimiento Preventivo y técnico legal: Se aplica para determinadas instalaciones y equipos en funcionamiento que por normativa requieren de un programa especifico de actividades de mantenimiento preventivo e inspecciones periódicas.
  • Mantenimiento Conductivo: control permanente de las variables de las instalaciones para mantener el clima adecuado de confort y seguridad dentro de los edificios.
Contacta

Rellena este formulario y contactaremos contigo. Los datos marcados con * son obligatorios

שדה זה הינו חובה.
שדה זה הינו חובה.

Mis datos personales son:

שדה זה הינו חובה.
טקסט לזיהוי רענן CAPTCHA רענן CAPTCHA